porcelanato® más que una tendencia, un menú de posibilidades.

Caroline Arango / 5 octubre 2018

El uso del Porcelanato® en los espacios de hoy es más que una tendencia, es un material clave en los proyectos y el preferido de arquitectos, decoradores y diseñadores de interiores por su calidad técnica y amplia propuesta en diseños, texturas, formatos y colores que permiten jugar con mezclas y formas de instalación logrando espacios armónicos y “a la carta”.

A continuación, te daremos algunas ideas para que te inspires con este material y te arriesgues a experimentar con nuevos “maridajes” en tus espacios.

El uso de tonos neutros como el gris son la “entrada” perfecta para lograr ambientes urbanos y contemporáneos, además facilitan la integración de diferentes elementos decorativos.

Si recubres el suelo y la pared con el mismo tono aportas un efecto de amplitud, luminosidad y naturalidad. Cuando las vetas de los diseños son suaves los límites de la baldosa se desvanecen en el espacio, las piezas se conectan entre sí para crear un ambiente fusionado donde el material es el protagonista, destacando la riqueza de sus detalles y su profundidad expresiva.

El negro retorna como un “aperitivo” que intensifica las cualidades de elegancia y sofisticación, propone la búsqueda de espacios con personalidad propia, diferenciados y que marquen el carácter exclusivo de un lugar, es atemporal y perfectamente combinable con cualquier estilo decorativo.

Los formatos grandes con diseños sutiles son ideales para contrastar en los blancos espacios minimalistas.

Recuerda, úsalo sin excesos conseguirás un estilo único.

El negro dice: ¡mírame y maravíllate!

Combinar 2 o más formatos en un mismo espacio se convierte en el ¨coctel¨ perfecto para lograr un estilo moderno, dinámico y diferente.

Si prefieres un ambiente visualmente espacioso y sutil puedes probar combinando formatos de un mismo diseño y tonalidad. Si lo que deseas es un resultado más vanguardista y atrevido, mezcla baldosas de superficies planas con otras de superficies texturizadas o explora con diferentes tonalidades que armonicen entre sí.

Recuerda que en este ¨coctel¨ puedes jugar con las texturas, colores y acabados, pero debes observar ciertas reglas al momento de enchapar ya que hay tener en cuenta los espacios de las boquillas para que la modulación de las piezas sea perfecta. Aquí te mostramos algunos ejemplos de modulación:

Los Porcelanatos con diseños de maderas son el ¨plato fuerte¨ de esta temporada convirtiéndose en un recurso decorativo amigable con el planeta. Las series ofrecen variedad de tipologías de maderas con un impresionante realismo, formatos y gamas de colores de tendencia que combinan perfectamente con todos los estilos y crean espacios cálidos y acogedores.

Las maderas son ideales para viviendas abiertas y multifuncionales como lofts, o espacios que integren la cocina y la zona social ya que permiten configurar patrones de enchape muy variados.

Prueba instalando los listones de madera en forma de espina de pescado o chevron, así lograrás espacios estéticos y modernos, además este patrón le aporta energía y potencia visual a los ambientes ya que atrae la atención, pero no es invasivo ni dominante.

Si te gusta el diseño y quieres lograr ambientes más osados e innovadores, experimenta con las maderas, ¡el resultado seguro será la ¨cereza del postre¨!

Los listones son un formato muy versátil y las diferentes tonalidades que ofrecen las series permiten combinarse en patrones multicolores que destacan por sí solos, puedes también subirlos a las paredes y explorar nuevos espacios como nichos, chimeneas y respaldos de cama.

Combinar Porcelanatos de distintos formatos, diseños y tonalidades es otro recurso que puedes emplear para lograr ambientes diferenciadores. El carácter del material en si mismo les aportará elegancia y estética. Recuerda que el secreto de un buen ¨maridaje¨ se trata de mezclar, asociar o reunir elementos aparentemente dispares de una forma armónica.

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!