Cómo inspirarse para la remodelación de baños | Inspírame

Camila Hadad / 12 Julio 2019

Encontrar la inspiración para remodelar nuestros baños, es una tarea de autoconocimiento, de negociación y de crecimiento en pareja. Nos emocionamos construyendo juntos y logrando estos baños soñados que queremos en nuestro apartamento. Decidimos mezclar nuestros gustos: moderno y tradicional y así, sin duda lograremos nuestro lugar feliz. Quiero mostrarles cómo vamos en este proyecto así que los invito a que vean este primer video de nuestros baños en obra gris.

Lo primero que hicimos fue crear un tablero en pinterest con las cosas que tanto a mi esposo, como a mí nos gustaban, nos gustan y aspiramos. Cada día nos mandamos cosas y vamos pasando de cocinas, a habitaciones, a baños, a salas, a muebles. De  pisos, a los closets y hasta la decoración.

Nos hemos recorrido esa red social, el espacio del Pinterest de Corona y cada uno de los deseos de nuestro corazón con esmero. Ha sido un paseo por el gusto de los dos, por el consenso, por las ilusiones y por los miedos por supuesto. Cómo quedará. Cómo se verá esto. Cuándo. Cuánto falta. Para lo que alcanza y para lo que no. Lo que toca para después. Lo que queda para dentro de años.

Y el Bombi siempre atajandome porque yo soy muy moderna, muy de colores rechinantes, muy a marcar los espacios con mi autenticidad, de ponerle a cada rincón nuestra historia y nuestras personalidades. Y yo a él siempre empujandolo porque él es más tradicional, más conservador y clásico. Y así, nos complementamos y así lo vamos logrando.

Esta aventura nos ha unido, reforzado nuestra complicidad y trabajo en equipo. Yo me inspiro en los colores que llevo dentro desde que nací. De la libertad que me dio el mar, las montañas y los colores caribeños que llevo en la sangre. El Bombi se inspira en su ideal de ciudad capital, sobrio, rolo y formal. Pero los dos coincidimos en lo soñadores, en lo buenos negociadores y en lo equilibrados. En el entendimiento del otro y en la libertad para que el otro se sienta cómodo.

Hemos entendido de a poquitos, ladrillo a ladrillo, bloque a bloque, que nuestra inspiración también es la relación. Las ganas de tener un lugar donde estemos reflejados, sea cómodo, acogedor, agradable y sobre todo, nuestra casa. El espacio donde sonriamos, nos de tranquilidad pisar y ansiamos llegar. Nuestro lugar feliz. Nuestro espacio ideal y seguro. El que nos sostiene. Donde tendremos nuestra familia, donde recibiremos a los que amamos y donde los sueños se hacen realidad.

Remodelar es emocionarnos con la compra de una baldosa, retomar la capacidad de sorpresa y sobre todo, es, construir pareja.

Un lugar para nuestra hija del futuro y donde nuestras gatas puedan saltar, corretearse y pelear felices. Una baño soñado para ella y para cuando vengan mis papás y mis hermanos y mis amigas dominicanas con ducha tipo spa, sanitarios galácticos, colores, buena onda y amor.

Una cocina para cocinar y para parchar. Una sala comedor con todos los invitados que quiera para poder estrenar la vajilla de 16 puestos que saqué de matrimonio. Un baño de visitas modernos y tan instagrameable que los míos se quieran quedar ahí y tomarse fotos.

Y a medida que lo soñaba, empecé a amar a ese apartamento, a mi admirar a mi esposo persistente y soñador y a entender que ese apartamento y ese esposo son mi lugar feliz.

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!