Despídete de tus griferías montadoras

Camila Hadad / 17 septiembre 2020

Puedes estar en la mitad de la preparación de una deliciosa receta, o cantando tu canción favorita mientras terminas de peinarte, y empiezas a oír un goteo que detiene un buen momento. Dejas en el horno una torta que estás cocinando o vas a tomarte una ducha relajante después de un largo día y cuando entras ¡Qué sorpresa! Hay una pequeña inundación en tu lavaplatos o lavamanos que te distrae.

Comparte este artículo

Espacios donde te sientes tú; donde puedas dejar fluir tu personalidad, así deben ser tu baño y tu cocina. Pero hay ocasiones donde esto no ocurre, donde hay una barrera que interrumpe tu plan de cocinar o tu pequeño tiempo de spa en casa y los vuelve un dolor de cabeza. Tus griferías te la están montando y no te habías dado cuenta.

Para que esto no te pase más te contamos algunas situaciones en las cuáles puedes estar siendo víctima de una grifería montadora y cómo decirle adiós para siempre.

Oyes un tac tac constante

Hay momentos donde un sonido se mete en la cabeza y no hay nada que logre sacarlo de ahí. Es tan constante y tan difícil de ignorar que hasta logra que concentrarse sea complicado. Bueno, pues muy probable que, si ese sonido se oye como un tac tac un poco agudo, venga de tu grifería y sea un goteo constante que no deja de sonar y pone a prueba tu paciencia. Si esto lo has oído más de una vez debes cortarlo de raíz y la forma más eficiente para hacerlo es cambiando tus griferías con fuga por unas nuevas ¡Adiós a los ruidos molestos!

También te puede interesar: 10 situaciones donde ves que tu casa “te la está montando” y tienes que remodelar ya.

Hay pequeños charcos en tu poceta

Ese tac tac del que acabamos de hablar viene acompañado a veces de un mal un poco peor. Tus griferías se vuelven aún más montadoras si del goteo pasan a un delgado chorro que va llenando tu lavamanos y tu lavaplatos hasta crear pequeñas inundaciones en tus espacios y, cuando te das cuenta, tus planes se interrumpen para limpiar el desastre, nada justo. Para acabar con este desperdicio de agua que afecta tu tiempo y tu bolsillo te recomendamos renovar completamente tus griferías por unas que, en vez de desperdiciar agua, te ayuden a ahorrarla.

Tienes una pelea de fuerza con tu llave para que abra

Cada vez que vas a usar tu lavaplatos o lavamanos debes respirar profundo y preparar tu fuerza para lograr abrirla y que puedas usarla para lavar tu loza, lavarte las manos o llenar una jarra de agua. La llave de tus griferías puede montártela tanto, que, en ocasiones, se queda un rato sin abrir ¡Que frustrante! Para que eso no te pase más, y puedas cumplir cada labor que necesites en el tiempo que querías dedicarle, cambia ya tus griferías por unas con máxima ergonomía que se vuelvan tan fáciles de abrir como de cerrar.

Temes abrir tus griferías porque puede haber una explosión de agua

Cuando vas a abrir tus griferías empiezas a sentir nervios, dudas si hacerlo o no, porque justo el día que estás saliendo de tu casa y necesitas lavarte las manos rápidamente o lavar ese último vaso que estabas usando, las abres y hay una explosión de agua que te deja mojado ¡Buena forma de empezar el día! Esto es una señal extrema de que vives con griferías montadoras y que cambiarlas debe ser tu prioridad.

Puedes leer: Puntos clave para comprar la grifería correcta de tu lavamanos.

Por más de que la limpias siempre hay nuevas manchas

Ver tu casa linda y limpia es algo que siempre buscas para que puedas disfrutar de cada lugar como debe ser. Pero últimamente, cuando limpias tus griferías con productos especializados, o las tratas de brillas que se vean como nuevas, lo único que ves son resultados contrarios a los que esperas que pasen. En vez de verse limpias y como nuevas, se ven manchadas y desgastadas. Eso no puede seguir así. Dile adiós a esas griferías montadoras y cámbialas por unas que, gracias a sus tecnologías, sean fáciles de limpiar y se conserven como nuevas sin importar cuánto tiempo las hayas tenido. Un cambio necesario y urgente.

Si por cualquier motivo te sentiste identificado con una o más de estas situaciones, es momento de decir ¡No más! Cambia tus griferías por unas que te ayuden a ahorrar agua y no a desperdiciarla; que se vean tan lindas y nuevas como el primer día que las compraste; por unas que se vuelvan aliadas de los buenos momentos y no detractoras. Esta, es una forma más de decir adiós a las casas montadoras y hola a la remodelación y a los espacios soñados.

productos que necesitas

¿Te pareció útil este artículo?
¡Compártelo!

más inspiración