Cambia el color tus juntas y devuélvele la vida a tus espacios

Camila Hadad / 6 agosto 2020

El tiempo que pasamos en casa ha aumentado de manera significativa; es ahora cuando podemos realmente sentarnos en los diferentes espacios, verlos bien y notar cosas que de pronto antes no habíamos caído en cuenta que necesitaban un cambio. Una cosa es muy cierta, hasta una pequeña renovación puede hacer un cambio gigante y puedes llegar a sentir tus espacios casi como nuevos.

Comparte este artículo

Hay elementos que en ocasiones pasan desapercibidos y no deberían, con ellos puedes lograr esa transformación que estabas soñando hacer tú mismo y con poco presupuesto. Te traemos entonces una idea para que tus pisos y paredes se llenen de personalidad y vida: cambia el color de tus juntas.

Qué es una junta y cómo se renueva

Antes de empezar a hablar de cómo combinar tus pisos y paredes con juntas de color queremos poder aclarar que es una junta y cómo se puede renovar. Una junta es esa pequeña intersección o espacio que hay entre baldosa y baldosa que debe rellenarse con un producto llamado boquilla. Tus juntas te servirán para evitar que tus pisos o paredes se desprendan, para aumentar la impermeabilización en ellos y un punto muy importante, para llenar tus espacios de diseño. Si en algún momento ves que tus juntas están manchadas o desgastadas puedes renovarlas tú mismo desprendiendo la junta pasada, creando tu boquilla y volviendo a rellenar este espacio ¡Ese es el momento indicado para que te llenes de creatividad y las cambies por completo!

Para conocer más acerca de cómo renovar tus juntas puedes ver: Hazlo tú mismo: Limpieza y mantenimiento de juntas.

Ten en cuenta tu patrón de enchape

Al cambiar tus juntas con una nueva boquilla te recomendamos que veas que tipo de patrón de enchape tienes para que puedas elegir bien cómo quieres renovar tus juntas. Los patrones de enchape son esas cuadrículas guía con las que instalas tus pisos y paredes; los más conocidos son patrones rectos o en espina de pescado y te ayudan a maximizar la belleza de tu revestimiento. Una vez tengas claro tu patrón de enchape llegas a la parte divertida ¡Llena de vida tus espacios de la mano de tus juntas!

Tus juntas pueden mimetizarse al diseño

Puede que haya ocasiones donde vemos los pisos y paredes y sentimos que el color de boquilla que escogimos es demasiado claro o demasiado oscuro y está haciendo que los espacios se vean un poco desbalanceados. En este caso deberías cambiar el color de tus juntas por uno muy similar o un poco más claro que tus pisos y paredes. Para esta idea tenemos dos estilos que seguro te ayudarán a hacer el cambio. El primero es el minimalista, donde tendrás juntas de en un color muy similar al de tus pisos o paredes; se verá un leve cambio entre tu revestimiento y la junta y se creará una combinación muy sutil. El segundo estilo es el monolítico, donde el color que escojas para tus juntas debe ser igual al de tus pisos o paredes, este es recomendado cuando tienes revestimientos tipo piedra o tipo madera.

Lo más importante para que tengas juntas mimetizadas o casi mimetizadas con tus pisos y paredes es que sean muy delgadas, de máximo 2 milímetros, así lograras que todo se vea como una sola lámina y tendrás un espacio mucho más homogéneo

Atrévete a colorear tus juntas

Un cambio drástico y que estamos seguros que cambiará por completo alguna de tus paredes o pisos es llenar de color tus juntas. Cuando haces este cambio vas a resaltar tu patrón de enchape más que antes y el color de boquilla que escojas va a crear un contraste que resaltará tus juntas y llenará de personalidad cada lugar donde hagas esta renovación. En este caso también hay un par de estilos que te pueden ayudar a elegir cómo lo quieres hacer. El estilo moderno, donde el color de tus juntas va a ser opuesto al color de tus pisos y paredes; por ejemplo, si tienes pisos y paredes oscuras tus juntas serán de colores más claros y viceversa. O el estilo rústico donde tus juntas simularán cemento y tendrán un color grisáceo, una inspiración muy inclinada a la corriente raw.

Si quieres que este contraste se vea mucho más y el cambio sea definitivo tus juntas deberán ser 3 milímetros o más ¡Entre más anchas más se verá el gran cambio que hiciste!

También puedes leer: 5 consejos para elegir qué color de boquilla queda mejor en los espacios de tu casa.

Como ves, un cambio tan simple y que a veces no notamos puede hacer que cada espacio se llene de vida nuevamente y se renueve de una forma increíble. Te invitamos a que renueves tus espacios cambiándole el color a tus juntas y disfrutes de pisos y paredes que se verán como recién instalados.

productos que necesitas

¿Te pareció útil este artículo?
¡Compártelo!

más inspiración