Sala armónica, hazlo tú mismo en pocos pasos

Camila Hadad / 22 Agosto 2019

Lograr una sala en armonía dependerá mucho de cómo aproveches el tamaño del espacio, los muebles, materiales y colores, la luz, entre otros aspectos. Acá te damos algunos tips para lograr un espacio de revista.

Espacios limpios 

El exceso de muebles y elementos decorativos siempre hará sentir la sala recargada, más si se trata de un espacio pequeño. Trata de limpiar esta área social y escoge los muebles y objetos que realmente van más con tu gusto y el estilo que quieres lograr. Si el espacio es pequeño, dispón un solo sofá y una o dos sillas de diseño. El sofá puede ser en un tono neutro que puede jugar con una silla o una poltrona en un color fuerte que le dé un toque de vida a esta área. Los objetos especiales pueden ser una linda lámpara de pie, un espejo con un marco especial, cojines en una tela suave y ligera en colores de la gama que tú escojas, un cuadro de tu preferencia, entre otros elementos. Recuerda que la mesa de centro no debe ser más alta que los muebles que la rodean, o en su defecto de la misma altura, pues de hecho sigue siendo una mesa auxiliar que no debe quitarle protagonismo al resto de la sala. 

También puedes leer: Tendencia lujo romántico en la decoración de tu sala

Colores claros

Los tonos claros siempre son bienvenidos en los espacios sociales, especialmente en los más pequeños. Son colores limpios que iluminan las áreas y ayudan a incrementar la sensación de amplitud. Pisos y paredes en tonos claros, incluso el sofá, te ayudarán a crear un ambiente armónico y lleno de paz. Si quieres toques de color, estos pueden venir en cojines, tapetes, incluso en una pared pequeña, encima de la chimenea. Todo muy medido. Si vas a pintar las paredes, recuerda utilizar pinturas especiales para ambientes interiores, que además son bajo olor. En los pisos, piensa en algunas referencias cerámicas, súper versátiles en colores y texturas, lo cual le puede dar un sello muy personal a tu sala.

Buena iluminación

Una buena iluminación, sin excesos, es un factor muy importante en una casa. Los espacios claros siempre dan una sensación mucho más marcada de paz y tranquilidad. Si tienes una entrada de luz natural, aprovéchala, más aún si tienes una ventana con vista a un parque o a unos árboles, por ejemplo. En estos casos, no coloques cortinas gruesas que obstaculicen el paso de la luz.

En cuanto a la luz artificial, puedes combinar luz Led en el techo (mucho más eficiente y menos contaminante), ojalá amarilla que es más cálida, con bombilla focalizada para destacar algún objeto especial, como un cuadro. Los espacios bien iluminados dan armonía a los ambientes. 

Cortinas livianas

Las cortinas pesadas por lo general saturan los espacios y los vuelven muy oscuros, generando ambientes tristes. Opta por unos velos o unos tiros de cortinas en materiales suaves y livianos, puede ser en algodón o fibra natural, y en tonos claros, que den privacidad, pero al mismo tiempo permitan el paso de la luz. Otra alternativa pueden ser las cortinas enrollables, también en materiales finos y colores serenos. Estas se pueden ajustar a la altura que quieras, según el flujo de luz y la privacidad que deseas lograr.

Tambien puedes leer: Decoración según tu signo zodiacal

Simetría

Trabajar la simetría en los espacios es un acierto para lograr ambientes equilibrados y armónicos, bien sea que se trate de espacios grandes o más pequeños. Si la mesa de centro es rectangular, por ejemplo, lo ideal es que, si tienes un tapete decorativo, este sea de la misma forma y lo dispongas centrado con la mesa y alineado con el sofá principal. En las paredes, también puedes trabajar la simetría con cuadros y espejos. Otro tip en este caso es instalar en el techo una hilera de luces Led que vaya en el mismo sentido de los muebles, incrementando así la sensación de equilibrio y armonía en la sala.

Presencia de la naturaleza

La presencia de la naturaleza trae tranquilidad y armonía a los espacios de la casa. Telas en fibras naturales, pisos tipo madera, materas con plantas de tu preferencia, son algunos elementos con los cuales puedes evocar la naturaleza sin impactarla y darle equilibrio a esta área tan importante de la casa.

Lograr una sala armónica y equilibrada es una tarea mucho más fácil de lo que te imaginas. La disposición de los muebles y algunos objetos decorativos, el uso de materiales livianos y los tonos claros, una iluminación bien pensada son algunos de los elementos para hacerlo realidad sin morir en el intento.

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!