Minimalismo, el lado versátil

Camila Hadad / 12 mayo 2020

“Menos es más”, una frase que define perfectamente lo que el minimalismo es; una corriente estética donde se encuentra el balance perfecto entre la decoración y el diseño mismo del espacio para que elementos como el mobiliario y materiales como el de los pisos y paredes se vuelvan los protagonistas del lugar.

Transforma tus espacios y crea unos en los que puedas resaltar cosas realmente importantes que marquen la diferencia.

Comparte este artículo

Acostúmbrate a no guardar de más

¿Consideras que acumulas cosas sin sentido? Las cosas cuentan momentos y energías que quizá sean necesarias renovar. Por ello, te recomendamos tirar cualquier tipo de objeto que ocupa un espacio valioso y más bien poner cosas nuevas; quédate con lo que necesitas y tendrás espacios mucho más amplios.

La tendencia minimalista está lejos de ser aburrida o anticuada, por el contrario, es una oportunidad para hacer que objetos únicos resalten mucho más que antes. Piensa en si tuvieras un piso marmolizado o una pared de piedra de granito con mobiliario con toques dorados u ocre, no necesitarías más para que cualquier lugar quede perfecto. Para aprender más cómo implementar esta decoración en tus espacios lee también: Génesis: Tendencia neoclásica que lleva al origen

Cada objeto que tengas debe tener una función específica

Para crear ambientes minimalistas es necesario pensar muy bien cuál va a ser el propósito de cada objeto que tengas en él. Para que esto sea más fácil te recomendamos escoger cada elemento muy bien para que todo te aporte y nada te sobre. Hacer compras conscientes nos hará caer en cuenta que el minimalismo nos enseña que realmente lo que importa es la calidad y no la cantidad.

En este caso, no se trata de no tener ningún objeto, es tener lo necesario para crear un espacio cómodo, amplio y muy estético. Organiza tus muebles muy bien, escoge colores imponentes que vuelvan tu pared una obra de arte y decora tus espacios con lámparas y plantas que iluminen y le den vida a tus ambientes.

Juega con el espacio

Ahora que ya sabemos los principios del minimalismo, sabemos que vamos a tener un espacio con pocos objetos que son de gran valor para hacer del mismo el lugar perfecto. Entonces llega el momento de ser creativo y ver el lado más versátil de la tendencia, cómo ubicar cada cosa. Podemos empezar a pensar cómo las sillas aterciopeladas al lado de la cama se verían perfectas, o cómo una mesa de color blanco puede iluminar un ambiente de tonos grises, o hasta cómo un lavamanos de color o un piso marmolizado pueden marcar la diferencia entre un baño común y uno moderno. Para conocer más consejos de cómo decorar un espacio minimalista te recomendamos leer: Minimalismo Estructural, una corriente futurista y urbana

La limpieza también hace parte de la corriente minimalista

Como los espacios minimalistas tienen menos cosas es muy importante que siempre se vean limpios para que la sensación de amplitud que esta tendencia busca no se vea afectada. Te recomendamos hacerlo con productos naturales o que usen poco químicos para no afectar tus cosas. Existen también elementos decorativos que dan un buen olor, uno de ellos son los palitos de esencia o pequeños floreros que puedes colocar en la mesa de tu comedor. Con esto, tendrás definitivamente el espacio ideal.

Arriésgate a tener espacios minimalistas, que combinen la sencillez de un lugar con pocas cosas con el modernismo de que sean las ideales para decorarlo. Adecúa tu hogar con sentido uniforme dando una expresión estética minimalista. Tus pensamientos únicos y clásicos son potenciales para transformar tu hogar al de tus sueños.

productos que necesitas

¿Te pareció útil este artículo?
¡Compártelo!

más inspiración