Huerta interna: Lleva la naturaleza a tu hogar

Camila Hadad / 3 julio 2020

La naturaleza ha hecho parte de nuestra vida desde antes de que existiéramos; la vemos desde nuestra ventana, la sentimos cuando salimos y la disfrutamos cuando nos sentamos en un parque, hacemos alguna excursión y cuando la tenemos presente hasta dentro de nuestro hogar. Hoy, cuando podemos pasar poco tiempo afuera, tener naturaleza dentro de nuestro hogar se vuelve algo indispensable.

Comparte este artículo

Una huerta en casa es una idea que además de traer algo natural a nuestro hogar nos provee diferentes alimentos que podemos usar para condimentar nuestras comidas. Quédate y conoce cómo la puedes hacer y los beneficios que traerá para tu hogar.

Empieza por elegir las plantas que vas a sembrar

Un propósito muy importante de la huerta es que logres cultivar tú mismo, alimentos que puedas consumir y probar ¡No vas a conseguir nunca algo tan fresco! Para decidir qué quieres sembrar tienes dos caminos: Alimentos que te nutran como lechugas, cilantro, cebolla, apio y ajo; o alimentos que te curen como Romero, albahaca, tomillo, hierbabuena y menta. Puedes hacer una combinación de los dos tipos y tendrás una huerta muy variada. Para empezar, te recomendamos hacerlo con plantas fáciles de cultivar como el romero, tomillo, cilantro y las cebollas.

Escoge pisos y paredes aptos para crear una huerta

En el momento que quieras comenzar tu proyecto, lo primero que debes hacer es tener en cuenta que el ambiente donde vas a construir tu huerta sea el adecuado. Te aconsejamos que para tener el espacio perfecto, optes por pisos y paredes cerámicos resistentes a los rayones, a la humedad y que sean fáciles de limpiar; con esto elegido, tendrás la total tranquilidad que ni las adversidades del clima, ni las manchas de la tierra, ni mucho menos el ambiente que genere tu huerta hará estragos en tu hogar y que podrás disfrutar al máximo de tu creación.

Puedes leer: Porcelanato®: el aliado de tu casa antes, durante y después del confinamiento

Selecciona el sistema de sembrado que más te convenga

Cuando ya tengas tus pisos y paredes puestos, te recomendamos escoger cómo quieres sembrar tu huerta, hay diferentes formas y tamaños para crear el sistema de siembra ideal. Puedes hacerlo en cajones de madera que pueden estar al nivel del piso o sobre una base de cuatro patas pequeñas; en un sistema de escalas donde tengas tus plantas distribuidas en diferentes niveles; o construirla sobre una pared donde crearás tus propios bolsillos hechos en geotextil para tener tus plantas. Cada sistema le dará un look diferente a tu espacio.

Ten en cuenta el lugar donde la construyes

Para que tus plantas crezcan y se desarrollen de la mejor manera el lugar ideal para tenerlas es un espacio exterior como un balcón o una terraza, con esto asegurarás que tengan la suficiente luz del sol, sombra y aire. Para que las puedas regar, remover su tierra y nutrirlas sin preocupaciones recuerda que es recomendable que armes tu huerta en lugares donde cuentes con pisos y paredes cerámicos ya que estos te proveerán la facilidad de limpiarlos con pocos productos y además no absorberán el agua ni la humedad que tus plantas puedan desprender.

Si no tienes un espacio como estos te aconsejamos hacer tu huerta cerca de una ventana donde puedas contar con luz, sombra y aire fresco para tus plantas teniendo en cuenta siempre tener pisos y paredes fáciles de limpiar y repelentes a la humedad.

¡A sembrar!

Llegó el momento de poner a prueba tu conocimiento y hacer realidad tu huerta en casa. Compra tus plántulas de lo que vayas a sembrar y prepara tu sustrato para siembra el cuál te recomendamos que tenga tierra, pedacitos de madera y turba de coco para que el agua permanezca más en tus plantas y las ayude a crecer. Después, ten listo tu sistema de siembra para empezar a armar todo en conjunto. Siembra tus plantas teniendo una distancia de 4-5 dedos entre ellas y riégalas para empezar a verlas crecer.

Es importante que la observes constantemente para removerle la maleza y entender cada cuánto se debe regar ¡La experiencia hace al maestro!

Disfruta tu huerta en casa

Lo más importante de todo este proceso es que quieras mucho tu huerta, la cuides, la abones y le dediques el tiempo necesario para que prospere y puedas disfrutar de su cosecha. Sin duda llevar algo natural a tu hogar hará que respires un aire mucho más puro y que sientas la alegría de ver como da frutos de la manera más orgánica y pura.

Este es un excelente pasatiempo que además de darte nuevos alimentos para tu cocina te ayudará a tener una actividad propia en tiempos que te puedes dedicar a ti. ¡Hazlo tú mismo!

productos que necesitas

¿Te pareció útil este artículo?
¡Compártelo!

más inspiración