Después de leer esto vas a querer cambiar tu lugar de trabajo

Camila Hadad / 22 Julio 2020

El color de tu lugar de trabajo impacta la calidad de tu rendimiento: Este es un hecho que muchos ya sabían. Hay quienes ya cambiaron el color y experimentaron los resultados y hay quienes también están pensando en cambiarlo porque no aguantan la curiosidad. Si tú eres de los que aún está pensando en hacer el cambio, acá tenemos una lista de datos prácticos para motivarte.

Comparte este artículo

1. Impulsa tu productividad:  

Los colores son material primordial para la imaginación y la creatividad, que a su vez son la base del trabajo. No es extraño afirmar que una mente desempeñándose en un ambiente agradable va a obtener resultados buenos y  agradables y es que en la oficina; como si se tratara de una planta, lo que entra por la raíz se ve reflejado en la flor. 

2. Ten en cuenta la teoría del color

Si bien es cierto que en la gran mayoría de los casos la elección del color involucra un factor altamente personal, también es cierto que los colores planos y oscuros no le favorecen a un ambiente de trabajo. Por eso, mientras mantengas la pintura negra y todas las que se le parezcan fuera del alcance de los rodillos y con las tapas bien cerradas, estarás en una zona de trabajo segura y productiva. 

Puedes leer: 4 colores de tendencia para tu oficina en casa | pinturas Corona

3. Llena de vida tus espacios:

 La recomendación general es implementar colores vibrantes que evocan vida, dinamismo y sentimientos positivos; que si se combinan balanceadamente te acercarán a la realización de tus proyectos profesionales con la potencia de una mente siempre fresca y despejada; aquí las ideas brillantes van a fluir como el agua. 

4. Un color que nunca puede faltar: 

El blanco es una opción magistral porque amplía los espacios y una vez produce este efecto, su frecuencia serena y ordenada impregna la mente a través de la mirada. Una vez experimentes ese orden será plácido sentarte a crear el plan perfecto para asombrar a tu cliente o tu jefe. Sumado a esto, el blanco te permite proyectar otros colores por medio de luces y variarlas dependiendo de la tarea que vas a desempeñar. Seamos honestos, entre más versátil mejor. 

5. Colores que puedes integrar:

El azul genera una frecuencia con una identidad inconfundible en la mente y el espacio. Es símbolo de estabilidad, de poder y  entendimiento que  estimula estas sensaciones desde el inconsciente 

Por su parte, el naranja genera una onda de actividad en expansión constante y no habrá prácticamente un solo día en que no la sientas en ti. Esto te ayudara a mejorar la agilidad para saltar obstáculos conceptuales. 

Ahora sabes que transforma tu lugar de trabajo en casa y darle un toque de armonía y serenidad que te sirva para inspirarte y lograr todos tus proyectos es posible, y no necesitas hacer renovaciones que impliquen grandes esfuerzos para lograrlo pues un poco de color o un cambio de tono puede hacer la diferencia.

productos que necesitas

¿Te pareció útil este artículo?
¡Compártelo!

más inspiración