5 PASOS PARA CONSTRUIR FÁCILMENTE UNA PARED VERDE EN TU COCINA

admin / 27 febrero 2018

Aprovechar las paredes de tu cocina para diseñar un colgador vertical te puede ayudar a crear un rincón decorativo con plantas y al mismo tiempo a organizar algunos objetos que muchas veces necesitas a la mano.

Para crear tu colgador, requieres de una pared en revestimiento cerámico que soporte la instalación. Sigue las siguientes recomendaciones para lograr un colgador con diseño, pero también funcional para tu espacio:

Instrucciones

 Estos son los materiales que necesitas:

• Barras metálicas del ancho requerido (puedes usar un toallero)
• Ganchos en forma de S
• martillo
• Puntilla
• metro
• marcadores
• Taladro
• Brocas
• Gafas (para proteger los ojos)
• Macetas
• Tierra
• Plantas (de tu elección)

Paso a paso

1.  Mide la pared y con la ayuda del marcador, dibuja dos puntos de referencia como guía para las barras que deseas instalar. Golpea ligeramente la broca con un martillo sobre el revestimiento hasta hacer un pequeño agujero que te permita estabilizar la broca.

2. Configura el taladro en baja velocidad y aplica poca presión sobre la superficie. Deja que el taladro haga su trabajo lentamente, no ejerzas fuerza pues puedes correr el riesgo de que se rompa el revestimiento. Usa las gafas de seguridad como protección para tus ojos.

3.  Luego de tener las perforaciones en la pared, ajusta en las barras varios ganchos en S para colgar macetas y otros objetos.

4. Con la ayuda del martillo y una puntilla, perfora las macetas de plástico (un pequeño agujero es suficiente) y cuelgalas en los ganchos.

5. Utiliza los ganchos para colgar más utensilios y ¡listo!

Tips adicionales para que tu jardín sea un éxito:

1. Selecciona plantas que sean de interior.

2. Escoge macetas en un tono que combine con la pared, pero que contraste con las plantas. El color blanco siempre es una excelente opción en estos casos. Ten en cuenta que las macetas se adapten al tamaño de las plantas e investiga los cuidados que estas requieren para que puedan vivir (agua, luz, aire, abonos).

3. No exageres con la cantidad de macetas y objetos, no solo porque se puede ver recargado el espacio, sino por el peso que ejercen sobre la barra.

4. Puedes alternar un par de macetas con hierbas aromáticas de tu preferencia.

Disfruta tu cocina aprovechando cada rincón del espacio.

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!