Convierte tu baño en un spa de ensueño

Alexis Carolina Sepulveda Marquez / 22 Marzo 2019

La tendencia actual en diseño de baños es convertir este espacio en un pequeño spa en casa. Ello no quiere decir que tienes que hacer grandes transformaciones. Por el contrario, acá te damos algunas ideas muy sencillas para lograr un ambiente de relajación digno de revista.

1- El ambiente de tu baño juega un papel fundamental cuando se trata de darle otra visión a este espacio. La música relajante y las velas blancas, son el mejor complemento para conseguir la atmósfera deseada. Lee también Convierte tu sala en el mejor lugar para hacer ejercicio 

2- Haz uso de la aromaterapia. Los masajes con aceites esenciales, derivados de las plantas naturales, poseen propiedades que contribuyen a realzar la belleza natural. Existen esencias especiales para cada necesidad y tipo de piel. Para hidratar profundamente, puedes irte por la lavanda, el jazmín o las rosas. Para regular los niveles de grasa, se aconseja por ejemplo, el aceite del árbol del té, de naranja o limón.

3- Las sales y los jabones también son grandes aliados del baño. Escoge los aromas y las fragancias que más se adapten a tu personalidad y a tu piel. Los jabones orgánicos tienen menos químicos y es por esto que son menos agresivos con tu piel. Puedes encontrar jabones mucho más suaves con avena, aceite de oliva o semillas de girasol. También puedes usar sales minerales para eliminar toxinas en la piel de los pies, esto te ayudará a que la relajación sea más profunda.

4- Hidrátate. Prepara un litro de agua con limones y yerbabuena. Deja reposar media hora antes de ingerirla. .

5- Ten a mano canastos, toallas y una bata, ojalá de un algodón orgánico, un material muy suave y amigable con el medio ambiente. Lee también 8 consejos para renovar las energías de tu casa

6- Los pies son generalmente la parte del cuerpo que menos consentimos. Después de una larga jornada de trabajo y de mucho caminar, mereces un baño de pies. Te ayudará a desinflamarlos y destensionarlos, además de ayudarlos a circular mejor. Para descansar los pies, prepara agua caliente en una cubeta. Puedes agregar sulfato de magnesio, sal del Himalaya o sal marina, eso sí en cantidades moderadas, y una pizca de bicarbonato de sodio. Esta mezcla te ayudará a desintoxicar y mejorar la salud de tus pies. Introduce los pies en la cubeta y siéntate unos 15 minutos a relajarte mientras el baño hace efecto. Ten a mano una toalla suave para secarte. Aplica alguna crema o aceite de tu gusto para hidratar.

7- En cuanto al espacio como tal, si tienes la posibilidad de cambiar los revestimientos en las PAREDES o en el PISO, escoge alguna referencia en un tono claro que le de amplitud y luz al espacio. Además, el blanco y los colores claros son sinónimos de higiene y pulcritud.

8- Otro cambio que puedes hacer con un presupuesto muy racional es instalar una tina, de manera que puedas disfrutar periódicamente de un baño de relajación. De nuevo, puedes agregar algunas gotas de un aceite esencial relajante, en el aroma que más te guste.

9- Si, por el contrario, prefieres mantener la ducha, puedes hacer un cambio en la cabeza de la ducha o instalar una TORREDUCHA. Hoy en día estos productos vienen con diferentes jets de agua y algunos incluso con cromoterapia incorporada, pensados para crear ambientes especiales en el baño.

10- Una última recomendación: la iluminación. Opta por una luz ambiente cálida y tranquila, acorde con el espacio de paz y relajación que quieres crear. Las luces más puntuales déjalas en la zona de lavamanos, muy útiles a la hora de arreglarse.

Realiza estos pequeños cambios en tu baño y verás cómo puedes lograr tu propio spa en casa de manera sencilla y sin mucho presupuesto.

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!