Cómo hacer un stencil para pintar y decorar tus paredes

Camila Hadad / 1 junio 2020

Aprender a decorar con un stencil o plantilla, es una forma muy creativa de pasar el tiempo en casa; podrás crear un acabado artesanal único en cualquier superficie y darle un nuevo aspecto a tus paredes, pisos, muebles en madera o metal, logrando un gran cambio sin mayor esfuerzo.

Comparte este artículo

Con esta guía de 4 pasos te damos los tips necesarios para que te pongas en manos a la obra:

1. Herramientas que necesitas.

⮚ Una brocha, esponja o pincel.
⮚ Cinta adhesiva, masilla de estuco y una lija.
⮚ Pintura y una bandeja de pintura.
⮚ Regla o cinta métrica.
⮚ Toallas de papel o trapos, cartón o periódico para proteger muebles y piso.
⮚ Para tu esténcil: te recomendamos usar cartulina gruesa, y bisturí.
⮚ Música para inspirarte, un outfit apropiado, y no olvides guantes y gafas.

2. Preparar tus superficies.

Luego de escoger el espacio que quieres decorar, debes preparar muy bien la superficie. Es importante que la pared que vas a pintar este limpia, lisa y resanada. Quita elementos que cuelguen de la pared y alrededor del área de trabajo que se puedan manchar o que no te permitan moverte fácilmente y protege con cartón o periódico todas las áreas. Un tip adicional para la limpieza de la pared es mezclar agua y vinagre; con una esponja limpia quitas manchas, grasa y mugre.

Te puede interesar: Cómo pintar tu cocina y qué factores debes tener en cuenta

3. Vamos a crear el stencil.

Busca inspiración en Pinterest, analiza el color que tienes de base y crea diferentes combinaciones antes de pintar. Luego de escoger tu diseño de plantilla, imprímela directamente en la cartulina o en una hoja, fija muy bien la cartulina con la cinta sobre una superficie que no se dañe con el bisturí, recorta y listo.

Puedes leer: Raíces ancestrales, decoración de interiores que se conecta con el origen

4. ¡Vamos a pintar!

Una vez tienes tu plantilla o plantillas listas, ubícalas y estabilízalas en la pared con la cinta adhesiva, mide las distancias y marca suavemente con un lápiz para que quede uniforme. Para empezar a pintar, elimina de tu herramienta (brocha, esponja o pincel) el exceso de pintura y trabaja en capas, es decir pinta con muy poca pintura dos o tres veces si es necesario. Un tip importante, no levantes tus plantillas de inmediato, dale tiempo de secado para evitar manchas o salpicaduras; de ser necesario ten a la mano un pincel fino para retocar cuando hayas terminado.

Listo, así de fácil ya eres todo un stencilling; redecora con cuadros, espejos o simplemente deja despejada tu pared. Disfruta tu casa, aprovecha tu tiempo libre y juntos #hagamosquepase.

productos que necesitas

¿Te pareció útil este artículo?
¡Compártelo!

más inspiración