Cambios para lograr buena energía en casa

Caroline Arango / 11 octubre 2018

Buena iluminación, colores apacibles y texturas cálidas, cambios en muebles y objetos de decoración, incluso algo de verde, entre otros elementos, pueden imprimirles nueva energía y buena onda a los espacios de tu casa. Acá te decimos cómo lograrlo.

La luz

Si quieres renovar la buena energía en la casa, haz algunos cambios sencillos en la iluminación. Es una modificación fácil de implementar y a bajo costo. En los espacios sociales, en el estudio o las habitaciones, las lámparas de pie siempre son bienvenidas. Son objetos de decoración muy especiales. Si no cuentas con una, vete por algunas luces Led (mucho más eficiente y menos contaminante) en el techo, ojalá con luz amarilla que es más cálida. Puedes completar con luz focalizada para destacar, por ejemplo, algún cuadro. Recuerda que los espacios bien iluminados, sin rincones oscuros, dejan fluir y estimulan las buenas energías. Lee también 7 ideas para decorar tu casa con el arte del feng shui

Colores y texturas

Piensa muy bien en los colores que puedes utilizar para darle buena energía y paz a tus espacios. Los tonos claros les dan luz a los espacios, así como la gama de amarillos aporta calidez y el gris o el azul claro son más apacibles. Todo esto promueve el equilibrio y la armonía para que la energía positiva fluya.  Puedes combinar el gris en la pared con un tono más claro en un piso tipo madera, muy acogedor. Lee también 5 fantásticas ideas para decorar tus paredes con ladrillos

Muebles y objetos especiales

Si tienes un sillón antiguo especial o un pequeño sofá que de pronto esté perdido en algún rincón de la casa y quieras destacar, este es el momento de reutilizarlo. Este tipo de sillón, elegante, amplio y confortable suele ser muy cómodo e invita a la lectura o a escuchar música, por ejemplo en el estudio o en un rincón de la sala. Ten en cuenta la textura y el color del sillón para que no disuene con el resto del ambiente. Puedes completar la decoración con una mesita auxiliar en madera, siempre cálida. Allí puedes disponer una matera con alguna planta de tu preferencia. El verde siempre les da vida y buena energía a los espacios.

No olvides las paredes

Si bien los colores en las paredes son súper importantes para lograr un efecto dado, en este caso de paz y tranquilidad, hay que decorarlas para que cobren protagonismo y ayuden a incrementar la buena energía del lugar. Puedes colgar en ellas espejos con marcos dorados muy sutiles que ayudarán a darle luz y claridad al ambiente, o cuadros discretos en tonos claros que contrasten con la pared, obviamente con motivos que apelen a emociones positivas. Diseños botánicos, de pájaros, o paisajes son ideales para lograr buenos efectos en los espacios.

Detalles que no pueden faltar

Hay algunos detalles muy personales que no pueden faltar para darle buena energía al espacio y un sello muy propio. En el estudio, en un rincón de la sala o la habitación, un canasto típico en una fibra suave y en un tono claro es un recurso muy bonito para guardar discos, libros y, porque no, una manta para abrigarse cómodamente. De esta forma crearás el ambiente propicio para que fluyan las buenas emociones y la energía positiva.

Haz de los espacios de tu casa lugares llenos de paz y buena energía. Esto influirá positivamente en el ánimo y en el día a día de todos en casa.

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!