Aprende en 5 sencillos pasos cómo crear una oficina en casa.

Caroline Arango / 4 abril 2018

Cuando trabajas en casa, puedes ahorrar tiempo, manejar tu independencia, y hasta darte el lujo de tomar una siesta después de almorzar. Crear un ambiente de trabajo productivo en donde tu creatividad y tu energía fluyan naturalmente, es fácil y sencillo siguiendo estos consejos.

El primer paso para tener una oficina apropiada en casa parte de la decoración y diseño que le proporciones al espacio elegido para trabajar. Cada uno de los objetos, colores y materiales implementados contribuyen a crear un campo energético favorable para la concentración y por supuesto la eficiencia.

1. No importa el espacio que escojas para organizar tu nueva oficina, siempre y cuando te sientas cómodo y tengas la tranquilidad que necesitas para realizar tus tareas. Ubica tu lugar de trabajo si es posible cerca de una ventana para dejar entrar la luz natural. Estudios demuestran que la influencia de las condiciones naturales en la productividad laboral es muy positiva y genera un estado de bienestar mayor al de las personas que trabajan bajo luces superficiales.

Las paredes oscuras en color negro, gris o azul petróleo te ofrecen elegancia para crear un espacio más serio en el que puedas recibir a tus clientes o compañeros de trabajo. Los colores nórdicos (tonos claros) podemos dejarlos en el piso para combinar y hacer un efecto visual más interesante, logrando una contraposición equilibrada.

2. Los estilos decorativos inspirados en lo moderno, manejan mucho las texturas de ladrillo y piedra natural para darle movimiento y personalidad al espacio. Fusiona el ambiente con arte minimalista, ojalá una pieza que no distraiga tu atención para crear entornos de trabajo ordenados y limpios que a la vez aporten valor a la productividad. Suprime todos los objetos que puedan generar una distracción inadecuada y disfruta plenamente de un espacio libre para crear.

3. Usar color amarillo en los espacios de trabajo te produce felicidad, llama la creatividad y te carga de energía. Los tonos verdes y azules evocan naturaleza y resultan muy tranquilizantes. Combina tonos y genera en tu lugar de trabajo un juego visual fresco e interesante.

Eso sí, recuerda siempre hacer descanso activo, desarrolla tu potencial y disfruta de tu trabajo en un ambiente diferente.

4. Clásica pero nunca aburrida. si prefieres un espacio más formal, puedes utilizar las paredes como el elemento de decoración principal. Recuerda que los tonos neutros le darán ligereza al ambiente y te permitirán jugar con la decoración a tu antojo. Ten en cuenta que la iluminación es fundamental; si no cuentas con luz natural, asegúrate de tener varias lámparas que aclaren de forma directa el espacio.

5. ¿Qué tal si consideras tener un espacio adicional para una pequeña sala de juntas? Un espacio cómodo, donde puedas inspirarte de la mejor manera acompañado de tu equipo de trabajo, socios o clientes. Crea un ambiente tranquilo, con suficiente área para que todos puedan trabajar. Lo ideal es generar un lugar confortable con pocos elementos, bien iluminado y con conectores cerca para los dispositivos que se deben usar.

Estas cinco alternativas te permitirán llevar tu oficina en casa a un nivel alto de sofisticación, elegancia, sencillez y eficiencia. Recuerda que crear un ambiente ideal contribuirá a tu salud y productividad.

¡Empieza a utilizar tu imaginación y convierte tu área de trabajo en un sitio inspirador y creativo!

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!