5 fantásticas ideas para decorar tus paredes con ladrillos

Caroline Arango / 8 mayo 2018

Una forma original de destacar las paredes de nuestro hogar es usando paredes tipo ladrillo que te permitan crear espacios únicos y vanguardistas. Existen diversas opciones, colores, tamaños y texturas; es importante que escojas el tipo ladrillo que más se adapte al estilo de tu casa y a tu personalidad.

La pared tipo ladrillo no solo embellece y le da realismo al espacio, sino también aísla el ruido externo y resiste la humedad; beneficios que pueden ser útiles y además es una grandiosa idea para decorar tus espacios.

 

1. Resaltar uno de los rincones de la habitación con paredes tipo ladrillo, romperá con la monotonía del espacio creando un efecto visual interesante. El ladrillo blanco le dará un look industrial a tu espacio al mismo tiempo que te permitirá arriesgarte con diferentes combinaciones y tonos en la decoración pues combinará fácilmente con otros elementos.

2. Las paredes tipo ladrillo están disponibles en distintos tonos, dando la posibilidad de jugar con diferentes opciones según el color de los muebles y el espacio. En este caso, los tonos beige, gris y blanco del ladrillo le aportan un toque de elegancia y a la vez rústico al ambiente; observa la combinación de ellos y fíjate como le dan dinamismo y movimiento al espacio.

3. La esencia industrial de los ladrillos no impide que conviertas tus espacios favoritos en interiores  acogedores y agradables; en esta ocasión te mostramos cómo puedes transformar tu lugar de descanso en un espacio de relajación y comodidad. Los tonos neutros en las paredes te ayudarán a crear ese espacio armónico en el que puedas descansar o leer tranquilamente.

4. Una grandiosa idea es utilizar una pared tipo ladrillo como elemento decorativo de un espacio específico. En este caso la decoración con ladrillo puede ser parte de la chimenea de tu sala. Te sugerimos usar tonos más fuertes como el café, le dará una personalidad definida al espacio, robándose las miradas y el protagonismo del ambiente.

5. No podríamos terminar este artículo sin mostrarte el uso de las paredes tipo ladrillo para las fachadas. Aunque su uso es más común, es un elemento perfecto para combinar con otras texturas y materiales que desees instalar en el exterior de tu hogar. En este caso, el ladrillo utilizado gana un mayor protagonismo sobre el resto de elementos y llama la atención por su diseño sencillo y elegante.

Observa el encanto de las paredes tipo ladrillo y lo peculiar de sus formas y recuerda que a pesar de ser un material inicialmente concebido para la construcción, es un elemento vanguardista que resaltará tus espacios dándoles protagonismo y mucha personalidad. Rompe con la monotonía y arriésgate a darle texturas a tus ambientes con las paredes tipo ladrillo.

¡Anímate y remodela tus espacios!

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!