5 consejos para proteger tu casa de las lluvias

Camila Hadad / 6 Marzo 2020

Anticípate y haz un mantenimiento de tu casa para cuando lleguen las temporadas de lluvias. No esperes a que el invierno te sorprenda y tengas que invertir tiempo, energía y dinero para evitar que los espacios se deterioren. Acá te damos algunos tips para enfrentar el agua.

Durante la época de lluvias, la humedad en las casas aumenta y empieza a manifestarse a través de filtraciones y goteras, entre otros problemas. También pueden darse taponamientos por el agua en techos y terrazas. Todo esto puede llegar a deteriorar la casa y te puede costar mucho tiempo y dinero solucionar estas dificultades. Por eso es importante que seamos previsivos y  nos anticipemos. El mejor momento para hacer arreglos de este tipo es en épocas secas, o verano. Contarás con el tiempo y las condiciones climáticas para que las obras que hagas en casa se sequen bien y perduren para enfrentar las fuertes lluvias.

1- Antes de empezar cualquier intervención o trabajo en casa, revisa bien el estado de las paredes, los techos y pisos, así como las terrazas y fachadas. De esta forma podrás hacer un plan de trabajo, optimizando tiempo, materiales y presupuesto.

2- Contrata a una persona de confianza experta en estos temas, que te ayude tanto en la planeación, como en la escogencia de los materiales y en la ejecución de los arreglos.

También te puede interesar: ¿Sabes cómo remodelar tu casa en clima cálido?

3- Hoy en día existen impermeabilizantes repelentes al agua tanto para fachadas, como para techos y pisos. Son fáciles de instalar, tienen un alto grado de penetración, previenen la formación de hongos y son de secado ultrarápido, entre muchos otros beneficios. Escoge con cuidado el producto que vas a necesitar y manos a la obra.

4- Dentro del mantenimiento de la casa, es importante renovar las paredes, pues pueden presentar grietas, humedades y filtraciones. Antes de pintar, revisa bien su estado, si hay necesidad de resanar o estucar. Una vez resuelto este tema, puedes pintar los muros. Recuerda que existen referencias de pintura bajo olor, amables con la salud y amigables con el medio ambiente, hidrófugas y resistentes a la intemperie, en el caso de las fachadas, entre otras ventajas. En el caso de las paredes interiores, existe una buena gama de productos no tóxicos, durables y resistentes, que cuentan con un poder protector para dejar los espacios como nuevos y listos para la temporada de lluvias.

5- No olvides los detalles. Aunque parezcan menores, pueden representar un problema en el futuro. Por ejemplo, revisa que las canaletas y bajantes en los techos no estén tapadas o en mal estado. Retira hojas y material orgánico, así como residuos o basura, para evitar atascos. Haz lo mismo en la terraza. Limpia muy bien los ventanales, de manera que puedas detectar si hay alguna fisura y debas cambiar alguna pieza. Ten cuidado con las humedades ascendentes que se generan en el subsuelo de las casas y que van deteriorando la parte baja de las paredes y los pisos.

Recuerda que las humedades surgen en su mayor parte por fallas en el mantenimiento de techos, pisos y paredes. Impermeabilizantes, pinturas especiales, detección temprana de goteras y grietas, así como una buena asesoría son algunos de los aspectos fundamentales para mantener tu casa en las mejores condiciones y prolongar su vida útil.

productos que necesitas

¿encontraste este artículo útil? ¡Compártelo!

más inspiración